EUROPA

Llevo a mi marido de sorpresa a Londres

Preparativos y 1er día en Londres:

Tenía muchas ganas de conocerla, es uno de los destinos más sonados y deseados de Europa, y no sé por qué,  pero mientras estoy de viaje suelo decidir mi próximo destino, y éste me surgió la idea estando en Praga, decidí que ir y llevar de sorpresa a mi esposo iba a ser una muy buena idea, porque él estaba loco por conocerla.  Empecé 2 meses antes a organizarlo todo porque solo íbamos a estar  3 días, y quería exprimirlos al máximo y que no se me quedara  NADA de la lista, y sobretodo que él no se enterara de nada.

Antes de irnos le comente a mi esposo que nos íbamos a una ciudad por aquí cerquita, pero, que nos íbamos en avión para poder así llevarlo al aeropuerto, sin que sospechara, una vez allí, me costó lo suyo, pero logré subirlo a bordo sin darse cuenta del destino.

Una vez en el avión le dí la mayor SORPRESA y era que nos íbamos a LONDRES.  ¡¡Su cara era un poema!

Llegamos a Londres al aeropuerto de Stansted , a primera hora de la mañana, este aeropuerto queda aproximadamente a  1 hora y 40 mnts  del centro de Londres en autobus,  Hay varias formas para llegar al centro, pero la que nos pareció más económica y más directa al hotel fue la del autobús National Express, por unas 18 libras el trayecto de Ida y vuelta, lo podéis comprar directamente en su página Web o bien en el aeropuerto, su stand lo encuentras antes de la salida de la terminal.  La salida de los autobuses está justo pasando por la estación de trenes, tienes que dirigirte como si fueras hacia la estación de tren y ahí tienes las indicaciones para tomar el autobús.

Si vas por poco tiempo, lo mejor es tener muy claro que partes de la ciudad son más importantes para ti, y a partir de ahí, moverte en transporte público, yo os recomiendo el autobús, porque tienes miles de líneas y así aprovechas para ir mirando la ciudad y disfrutar como todo londinense de sus famosos autobuses.  Hay miles de líneas,  por lo que,  moverse por toda la ciudad es súper fácil y cómodo, para que te sea todavía más sencillo organizar los trayectos, yo utilizo la aplicación CITYMAPPER, su descarga es gratuita, y realmente me salva la vida en cada uno de mis viajes.

El transporte público suele ser bastante caro con respecto a otras ciudades de Europa,  por lo que la forma más económica para pocos días es utilizar la  Oyster Card, es una tarjeta prepago que puedes sacar en las taquillas del metro, cuesta 5 libras que te reembolsan cuando devuelves la tarjeta, con esta sale el transporte más económico. Más info aqui

Lo bueno de esta ciudad es que tiene tanto para ofrecer y lo mejor, para todos los gustos, que siempre habrá algo que quieras hacer, puedes elegir darte un buen paseo por sus múltiples parques, devorar sus museos (que la mayoría son gratuitos), dejarte sorprender por su gastronomía, o perderte por sus calles y su historia emblemática.

Nosotros nos alojamos en la zona de Victoria´s Station, zona muy céntrica, que pertenece a la famosa Westminster, está a unos 15 mnts andando de Green Park y del Palacio de Buckingham. Dejamos las maletas y nos dedicamos a comernos la ciudad, nos dirigimos a conocer por fin el Big Ben, en nuestra lista estaba el verlo de noche y de día para poder ver  los contrastes, y mira si merece la pena, de día tiene su encanto pero de noche es una maravilla. Luego nos perdimos caminando por toda la zona hasta agotarnos de cansancio y no poder soportar más el frío, asi que tocaba descansar, cenar y como no, unas pintas en un buen bar Londinense.

Viajeros nos vemos en otra entrada de Londres.

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *